• Síguenos:

¿Qué es una ducha Vichy?

La ducha es la mejor forma de hidroterapia porque al renovarse sin cesar el agua que está en contacto con nuestro cuerpo provoca la renovacién constante de los estí­mulos mecánicos y térmicos. La ducha Vichy se hace pasar con rapidez chorros de agua caliente y frí­a iniciándose siempre con la caliente.

Los efectos beneficiosos que sufre el organismo se dividen en tres apartados:

1-LA REACCIÓN NERVIOSA, es una reaccién de sensibilidad, que varí­a según la temperatura del agua. Con el agua frí­a se excita en su más alto grado de sensibilidad periférica, especialmente los vasos superficiales, lo que hace que el sistema nervioso recobre y aumente el tono, de ahí­ que esta reaccién sea eminentemente ténica. El agua caliente produce sobre el sistema nervioso un efecto sedante y ligeramente tonificante.

2- LA REACCIÓN CIRCULATORIA, se concreta en producir según la temperatura del agua de la vasoconstriccién o la vasodilatacién. Al contacto con el agua frí­a los vasos periféricos se contraen, palidece la piel y el corazén reduce sus latidos aumentando la presién arterial; pasados unos momentos la piel enrojece, baja la presién arterial y el corazén acelera sus latidos. Con el agua caliente se producen los dos mismos fenémenos, primero vasoconstriccién con hipertensién y más tarde vasodilatacién con hipotensién, este último más acentuado. Ideal para personas con sobrepeso debido al masaje constante de las zonas afectadas.

3-LA REACCIÓN TÉRMICA, con la aplicacién del agua frí­a, el organismo a través de la sangre fuerza una distribucién de riego sanguí­neo destinado a reducir la pérdida de calor. Con el agua caliente, la defensa orgánica se organiza mediante una vasodilatacién periférica enérgica y por la transpiracién. Y a todo esto tenemos que añadirle los efectos tan beneficiosos del masaje que efectúa el terapeuta sobre la musculatura y las articulaciones haciendo de esta ducha Vichy un tratamiento 100% saludable.

Imágenes